Un viaje de 5 días en la Mancha

Conoce la Mancha desde Consuegra en 5 días, hemos preparado 5 rutas variadas de la zona.

 

Hola! Qué tal? Me alegro infinito, de que nos estés leyendo. Me encanta mi pueblo, la zona en general, porque tiene tantos paisajes diferentes y lugares tan maravillosos para visitar... que no me gustaría que te los perdieras.

Para eso desde este post de vamos a dejarte organizada una ruta de 5 días por La Mancha. Está ruta está pensada para que aproveches el tiempo al máximo, y poder disfrutar de cada uno de los sitios que visitamos con calma, además de poder visitar sus parajes con encanto de cada población, conocer su gastronomía, sus ofertas de alojamiento y todo lo que necesitas para que no te olvides de esta maravillosa región.

Estos días vamos a conocer pequeños rinconcitos de la Mancha los cuales para poder sacar el máximo provecho lo vamos a dividir en “5 rutas express”:

Día 1 → Ruta del Quijote

Prepárate, porque para la primera ruta te tocará luchar contra gigantes que en realidad son molinos de viento, perseguir el amor de Dulcinea y degustar platos como los “duelos y quebrantos”. Porque esto no es solo una ruta literaria, sino también un trayecto con los paisajes más mágicos. Y como no comenzar con CONSUEGRA, pueblo dónde te vas a asentar para vivir todas las aventuras que te vamos a contar...curiosas las vistas a una gran llanura, donde en días claros puedes llegar a divisar hasta 120 km de distancia desde el cerro calderico. 

En Consuegra puedes descubrir sus molinos, castillo y museo a través de una visita guiada (en el  molino Bolero puedes informarte de como contratarla),

además, podrás visitar Casa la Tercia, en la iglesia del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, Conventos, la presa romana o el museo al aire libre El pozo de los lagartos.

Si te gustan las compras, queso manchego, azafrán, vino, aceite, verduras, cuero, cerámica...  ¡Y no olvidar degustar sus exquisitos mazapanes y hojaldres!

De todos modos como vas a vivir en Consuegra durante al menos cuatro días... poco a poco, irás descubriendo más lugares.

A unos 30 minutos en coche encontraremos ALCÁZAR DE SAN JUAN, y en la iglesia de Santa María la Mayor, Miguel de Cervantes tiene bastante que ver, porque allí se conserva una partida de bautismo a nombre de Miguel, hijo de Blas Cervantes y Catalina López, fechada a 9 de noviembre de 1558 y podremos conocer los inicios de tan ilustre escritor. Además de poder disfrutar sus calles llenas de historia en las que te puedes imaginar cómo era la vida de los antiguos hidalgos, pudiendo visitar el Museo Casa del Hidalgo o el Centro de Interpretación Cervantino. Y no olvidarnos del dulce más universal de Alcázar, como lo es las Tortas de Alcázar, originales del Convento de Santa Clara, realizadas por las monjas Clarisas hasta el siglo XIX.

campo de Criptana

Seguimos nuestra ruta y a 12 minutos en coche, nos dirigimos a CAMPO DE CRIPTANA, y sin duda, el mayor atractivo de Criptana son sus molinos en la sierra de la Paz, con sus mecanismos originales que ponen en marcha todos los sábados. Después podremos visitar la iglesia barroca del convento del Carmen, de finales del siglo XVII, con típica planta jesuítica, conserva una imagen de la Virgen del Carmen cuyo rostro es del círculo de Salzillo y para finalizar la visita descubriremos Casa la Tercia, (11 a 14 y de 17 a 19 h), una construcción del siglo XV con mucha historia medieval, y para llevarnos un buen sabor de boca de este pueblo lo finalizaremos en el Restaurante Las Musas, con una gran variedad de platos manchegos y disfrutar de unas flores fritas, postre típico de la localidad.

Después de llevarnos este buen sabor de boca, nos vamos para EL TOBOSO, pueblo que su nombre va ligado a Dulcinea, mencionado en El Quijote. Y que mejor que visitar La Casa de Dulcinea, del siglo XVI, donde se muestra cómo se vivía y sus aperos manchegos (10 a 14 y de 15 a 18:30 h). Y como no disfrutar de sus magníficas estatuas dedicadas a El Quijote para a continuación a través de la Bodega Campos de Dulcinea, nos mostraran al completo el procedimiento de cultivo y elaboración de sus vinos, terminando con una cata guiada, con degustación de una tapa manchega.

Proseguimos de un largo viaje, a unos 25 minutos, nos situamos en BELMONTE, pueblo del cual destaca por su espectacular castillo medieval y la Colegiata de San Bartolomé. Para terminar con este pueblo podremos cenar y dormir en el hostal El Paseo, donde sus vistas y alojamiento serán inolvidables.

Miguel de Cervantes

Día 2 → Ruta Toledana.

Después de un buen desayuno y coger fuerzas, nos dirigimos a Toledo capital, a pasar el día. Vamos a ver los lugares imprescindibles que tenemos que ver si o sí y alguna recomendación para llevarnos el mejor sabor de boca de la ciudad Toledana. A Toledo es conocido como “la ciudad de las tres culturas”, debido a que estuvo poblada varios siglos por cristianos, judíos y musulmanes. Y que mejor que comenzar por El Alcázar de Toledo, esta imponente fortificación sobre las rocas en la parte más alta de esta ciudad, utilizada como estrategia militar, siendo escenario de asedios, batallas y guerras (horario de 11.00 a 17.00). Seguimos por el Monasterio de San Juan de los Reyes que lo mandó construir la Reina Isabel I de Castilla con la intención de que fuese un mausoleo para los reyes (10 a 18.45 horas). Continuando con la historia de Toledo tenemos el Castillo de San Servando, una de las obras más importantes de la arquitectura militar mudéjar, fortaleza empleada para defender el cruce de caminos que accedían por el Puente de Alcántara, un lugar estratégico para las defensas de la capital manchega. Perdiéndonos por las callejuelas de Toledo, seguramente llegaremos a la Plaza de Zocodover, esta palabra un tanto extraña, viene del árabe y significa “mercado de bestias de carga”, ya que en este punto se dice que se llevaban a cabo autos de fe de la inquisición y ejecuciones públicas de reos. Antes de seguir con nuestra ruta, aremos una paradita para retomar fuerzas y que mejor que en un restaurante con las cocinas de antaño a fuego lento y respetando la tradición y productos de la zona, como lo hacen en “Cuchara De Palo”.

Continuamos perdiéndonos por las calles toledanas, y seguimos por la Puerta Nueva de Bisagra, una de las más importantes y famosas, que formaba parte de la defensa de la ciudad en la antigua muralla, cuenta con un escudo monumental que perteneció a Carlos V. Proseguimos con la Catedral de Toledo, esta majestuosa construcción de a principios del siglo XIII, con unos emblemas y templos, compuesta por 5 naves, 88 columnas y 72 bóvedas, la cual podemos reservar un tour guiado para que no se nos escape ningún detalle. Precedemos por las calles y llegaremos al Mirador del Valle, nuestra visita a la capital no puede tener mejor final que distinguir toda la espectacular ciudad y disfrutar de las mejores vistas de Toledo.

 

Día 3 → Espectáculo “Puy du Fou”, donde reservando entradas en su página web, donde junto con las mejores representaciones, atractivos, staff, vestuario, y escenarios. Para verano será aún mejor así que es un sitio digno de ir, la comida hay una gran oferta gastronómica de todo tipo y varios puntos donde hay opciones vegetarianas, y los souvenirs son de calidad. Es un parque temático que recrea las ciudades medievales, con sus castillos, sus oficios y personajes de la época. Espectáculos que nos trasladaran a otra época y nos recrearan la historia de España. Muy recomendable para todos los públicos.

Las Tablas de Daimiel

 

Día 4 → Ruta Paisajística.

Que mejor que empezar el día con unos precisos paisajes como los son los de las Tablas de Daimiel, visitando su parque nacional, formado por el río Guadiana y Cigüela. Pudiendo disfrutar de su variedad de fauna, como las aves acuáticas que habitan la zona, o su flora en suelos salinos y los calaminos dulces cubriendo algunas islas. Además de tener su visita libre y gratuita todos los días del año, y poder comer en su merendero.

Una vez disfrutas ese maravilloso paisaje nos dirigimos a Almagro, a unos 35 minutos. En un recorrido como este no podía faltar la visita Museo del Quijote de la ciudad, donde es muy curioso ver cómo reproducciones de los personajes de la obra “hablan” entre sí. O aprovechar para visitar el Patio de Fúcares, además este edificio se puede visitar y conocer la interesante historia que esconde detrás de él. Se trata del siglo XVI levantado por la familia alemana Fugger, donde con ellos, llegó una artesanía tradicional que aún pervive en la localidad, el encaje de bolillos, donde además podemos encontrar un Museo del Encaje dedicado a esta artesanía. Y no nos podemos ir de Almagro sin degustar su Tapa de asadillo manchego o sus famosas berenjenas aliñadas.

Y que mejor que terminar el día en un pueblecito a 50 minutos, en San Carlos del Valle, donde nada más llegar nos encontramos su majestuosa Plaza Mayor y muy cerca la Iglesia del Santísimo Cristo del Valle, este pueblecito con calles muy rectas y casitas a dos alturas, era un lugar de peregrinación porque aquí cuenta la leyenda había una imagen del Cristo del Valle capaz de hacer milagros. Terminamos este gran día en la Hospedería Santa Elena, donde con las mejores vistas desde la Plaza Mayor, nos mostraran su amor por la cocina con unos platos de nuestra tierra que transportaran nuestros sentidos.

 Parque de Cabañeros

Día 5 → Ruta de la Fauna Terminamos nuestra ruta manchega y que mejor que terminarla en Parque Nacional de Cabañeros, y como no descubrir su entorno con un sinfín de posibilidades para disfrutar y divertirse. Con una senda etnográfica, al aire libre, nos explicarán las costumbres de los pobladores de la zona. Los miradores Casa Palillos perfectos para contemplar el característico paisaje, compuesto por un aparcamiento, merendero y una senda botánica. Y como no terminar el día disfrutando de su majestuoso atardecer en la naturaleza acompañado con la banda sonora del ciervo en época de berrea.

Almagro

 

Y aquí termina nuestra propuesta de ruta para conocer un poquito mejor La Mancha y la figura de don Quijote. Seguro que ha merecido la pena porque “El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho"